Biorreactores de membrana (BRM)

 

La tecnología de biorreactores de membrana (BRM) integra la degradación biológica, la separación de fangos y el reciclaje en un solo paso. Por tanto, cuando se instala un BRM en una planta de tratamiento y regeneración de aguas residuales, no se necesita un segundo decantador para separar y reciclar los fangos activados. Las ventajas de la tecnología de membrana cuando acompañan al proceso biológico son las siguientes:

  1. Mejora en la calidad del efluente debido al rechazo no solo de sólidos, sino también de materia de elevado peso molecular y coloidal.
  2. Reducción de la huella ecológica al poder conseguir una alta concentración de biomasa en un espacio reducido.
  3. Control total del tiempo de retención de fangos, ya que la separación de sólidos y fluidos no está limitada por la concentración de biomasa.
  4. Facilidad para modernizar las plantas ya existentes de tratamiento de fangos activados con el objetivo de aumentar la capacidad de tratamiento.

 

capacity

 

El proyecto aWARE demostrará el posible empleo de un BRM para el tratamiento conjunto de aguas residuales urbanas y de las salmueras resultantes del sucesivo tratamiento de nanofiltración con el fin de reducir al mínimo la generación de salmuera y mejorar la eliminación de sustancias contaminantes prioritarias y emergentes.