Sustancias contaminantes prioritarias y emergentes

 

La directiva marco del agua 2000/60/CE (DMA) (CE, 2000) establece normas de calidad ambiental (NCA) para 33 sustancias prioritarias (SP). Con el fin de conseguir un «buen estado químico» y cumplir las NCA para las SP en todas las masas de agua antes del año 2015, los Estados miembros deben introducir medidas para controlar sus emisiones. Además de las SP, también se están considerando las sustancias emergentes (SE), que podrían incluirse en la lista de SP de versiones actualizadas de la DMA. En concreto, los productos farmacéuticos son un grupo de sustancias contaminantes emergentes que cada vez reciben más atención debido a sus posibles efectos nocivos en el medioambiente y la salud humana.

 

La implementación de las normas actuales y futuras de la DMA en lo relativo a sustancias prioritarias y emergentes exige vigilar y controlar que sus niveles de concentración se encuentren por debajo de los límites establecidos para garantizar la protección de los ecosistemas acuáticos. La principal fuente de sustancias contaminantes prioritarias y emergentes dentro del ciclo del agua son las aguas residuales de origen industrial, agrícola y urbano. Puesto que la mayoría de las aguas residuales generadas dentro del ciclo urbano del agua se tratan en EDAR convencionales que no están diseñadas específicamente para la eliminación de sustancias contaminantes prioritarias y emergentes, sus efluentes se han identificado como el principal foco de origen en el medioambiente acuático.

 

Es necesario desarrollar tecnologías de tratamiento que garanticen la calidad de las masas de agua receptoras para prevenir la emisión de sustancias contaminantes prioritarias y emergentes al medioambiente acuático a través de los efluentes de las plantas de tratamiento de aguas residuales. Dada la necesidad de superar la escasez de agua y aumentar el uso de recursos hídricos alternativos, las plantas de regeneración de agua y los planes de reutilización han de tener también en cuenta las sustancias contaminantes prioritarias y emergentes para poder ofrecer agua de una calidad adecuada para los usos considerados.