Escasez de agua

 

La escasez de agua dulce se ha convertido en un problema importante en todo el mundo. Entre 2.000 y 7.000 millones de personas de todo el mundo sufrirán restricciones de agua en el año 2050. Los motivos de la escasez de agua son el aumento de la demanda debido al continuo crecimiento poblacional y los nuevos patrones de consumo, el desarrollo industrial, la dependencia de fuentes de suministro únicas, el agotamiento y la contaminación de las aguas subterráneas, así como el cambio climático e hidrológico. Este panorama puede poner en peligro el desarrollo social e industrial de la UE, así como el estado de las masas de agua en términos de calidad y cantidad del agua.

 

Water Scarcity

 

La necesidad de superar la escasez de agua dulce ha hecho que muchos países implementen la reutilización de agua como una alternativa viable a las fuentes de agua de alta calidad procedentes de efluentes tratados por plantas de tratamiento de aguas residuales para aliviar así los sumamente limitados recursos naturales de agua fresca. No obstante, no existe experiencia en la reutilización y, por lo tanto, su implementación hoy por hoy aún está limitada. Para poder aumentar la cantidad de agua reutilizada a nivel europeo se deben abordar diversos problemas medioambientales asociados:

  1. Para poder extender su implementación, los sistemas de tratamiento de regeneración y reutilización deben presentar un menor impacto medioambiental y costes asociados más reducidos que las soluciones convencionales.
  2. La fiabilidad y la seguridad de las prácticas de reutilización deben demostrarse para poder obtener el beneplácito de la opinión pública entre los diferentes posibles usuarios del agua (a nivel industrial, municipal y agrario).