Contexto

El estrecho margen entre la demanda y la disponibilidad de agua se está convirtiendo en un serio problema en muchas regiones europeas. En zonas con una acuciante escasez de agua, la continua sobreexplotación de los recursos hídricos tradicionales y los periodos de sequía cada vez más largos han provocado una reducción de los caudales fluviales ecológicos, el agotamiento de los recursos hídricos subterráneos y la desecación de humedales. Todo ello ha tenido repercusiones negativas en los ecosistemas acuáticos. Además, esto ha conllevado un aumento de los niveles de sustancias contaminantes, que junto con el descenso en disponibilidad hídrica, suponen los mayores retos a la hora de adaptar las prácticas de gestión de recursos hídricos a la situación actual.

 

La regeneración y reutilización de agua se considera cada vez más como un medio de ofrecer recursos hídricos alternativos dentro de un marco de gestión integrada del agua. El proyecto aWARE tiene como objetivo fomentar el uso de agua regenerada al proporcionar soluciones innovadoras a los problemas de escasez y calidad del agua. Los principales retos tecnológicos relacionados con la reutilización de aguas se pueden resumir en: fiabilidad, eliminación de componentes recalcitrantes y reducción del impacto medioambiental de las tecnologías y los planes de regeneración en consideración. El proyecto aWARE también pretende desarrollar estrategias operativas que permitan que las plantas de regeneración de agua y las organizaciones de gestión puedan igualar el suministro de agua regenerada y la demanda con el fin de contribuir a prácticas de planes de reutilización sostenibles.